Archivo por meses: Julio 2017

Un amor de mujer

 

Por Susana del Calvo

Si hay alguien que se pregunta porque la occidental provincia de Matanzas es llamada la Atenas de Cuba, sólo le nombraresmos uno de sus hijos ilustres entre muchos, la poetiza Carilda Oliver Labra que ya disfuta de sus noventa y cinco años de vida con una plenitud de espíritu envidiable.

Nacida en 1922, dio a la luz su primer libro, Preludio Lírico en 1943. En esta selección de poemas e ya se hacen presentes lo que veremos en toda su obra.

-el amor, con sus devanes, inquietudes, zozobras, desalientos, aciertos, quizás con una pluma inexperta que no sabía dominar emociones e impregnada del entorno un tanto melodramático que a muchos atacaba;

-La familia, la abuela, la madre y el padre presentes en un cuadro que no desaparecerá nunca de su obra.

Ya en 1949 es declarada Hija Ilustre de la Atenas de Cuba, recordemos que obtuvo anteriormente el Segundo Lugar en el Concurso Internacional de Poesía, organizado por la National Broadcasting Co. de Nueva York, Estados Unidos. Muchas son las distinciones recibidas no sólo en Cuba, sino en otras regiones del mundo donde se sitúa entre los grandes de la lírica universal.

Decir Carilda, es decir amor en todas sus acepciones, su mirada penetrante nos hace pensar que para ella no pasan los años, es sólo una mujer en la plenitud de su juventud, porque a nadie quepa duda que ella será eternamente joven.

Aunque uno de sus poemas más popular Me desordeno amor, me desordeno, he seleccionado para este pequeño pero sentido homenaje, Muchacho loco.

Muchacho loco: cuando me miras
con disimulo de arriba a abajo
siento que arrancas tiras y tiras de mi refajo…

Muchacho cuerdo: cuando me tocas
como al descuido la mano, a veces,
siento que creces
y que en la carne te sobran bocas.

Y yo: tan seria, tan formalita,
tan buena joven, tan señorita,
para ocultarte también mi sed

te hablo de libros que no leemos,
de cosas tristes, del mar con remos,
te digo: usted.