Un granito de felicidad

indice

UN GRANITO DE FELICIDAD

Por Susana del Calvo

En Cuba se inició la campaña nacional 56 de vacunación antipolio, triste enfermedad con secuelas invalidantes que con tesón fue erradicada de nuestro país en la temprana fecha de 1962, poco después del triunfo de la Revolución.

En una oportunidad una alumna me preguntaba cómo era posible hacer una crónica para Radio Reloj, una emisora eminentemente informativa. La miré con una sonrisa y le dije que se acordara de su hija, que pensara en su tranquilidad como madre de que estuviera protegida de ese flagelo que la podía confinar a una silla de ruedas. Está de más decir que fue uno de los trabajos más hermosos que he leído, le salió de lo más profundo del corazón.

La polio no tiene fronteras, ataca a ricos y pobres, he conocido de muchos casos que aunque eran atendidos como príncipes fueron condenados por el infortunio. Vemos con tristeza que a pesar de ser una enfermedad que se previene con facilidad por una simple vacuna, sin embarbo hay muchos países que aun la tienen como problema de salud.

Cuando hablamos de una campaña de vacunación en Cuba, nos referimos a que estas llegan hasta los rincones más apartados de nuestro archipiélago, el personal de la salud no escatima esfuerzos ni se detiene ante dificultades en el camino, por lo cual el éxito está garantizado.

La niñez se protege en Cuba contra 13 enfermedades prevenibles, esto es de obligatorio cumplimiento para la familia, es un deber moral y saben que no puede haber retraso y si no van a la consulta tendrá en breve la enfermera en la casa, y si el caso es difícil el médico la acompaña.

Nuestros niños son los hombres y mujeres del futuro, es maravilloso verlos crecer sanos y fuertes, a todos nos satisface y no da un granito de felicidad.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*