Archivo por meses: Diciembre 2016

Cuba y la Salud

POR SUSANA DEL CALVO

Al hacer un recuento de la Salud Pública en Cuba no podemos dejar de mencionar al salubrista mayor, el líder de la Revolución, Fidel Castro Ruz, que en aquel año de 1953 en su histórico alegato La Historia me absolverá, cuando era juzgado por el ataque al Cuartel Moncada, fue capaz de ver más allá y defender el derecho universal y gratuito a la atención médica de toda la población.

Esto que parecía una quimera se hizo una hermosa realidad no sólo para Cuba, también nuestros especialistas han brindado su ciencia en más de cien países basados en una medicina de ciencia y conciencia que ha logrado salvar a millones de personas que hubieran perecido sin una atención especializada. No son meras palabras son hechos que nadie puede ignorar.

Este año ocho institutos fundados por Fidel para tener unos servicios médicos de excelencia, cumplieron 50 años de existencia con resultados de primer nivel en el campo de la ciencia: el cardiovascular, el de gastroenterología, de hematología, angiología, endocrinología, medicina deportiva, nefrología y neurología, que conformaron la columna vertebral de la investigación en función de la asistencia a la población.

El 2016 está marcado por la expansión del Zika por las Américas trasmitido al igual que el dengue, el chicungunya y la fiebre amarilla por el mosquito Aedes aegypti, principalmente, de tal forma que la Organización Mundial de la Salud emitió una alerta epidemológica.

Dada la experiencia de Cuba la Organización Panamericana de la Salud realizó en La Habana una reunión Regional de expertos a la cual asistieron varios ministros de Salud y autoridades sanitarias del área, llegándose al consenso de una acción común adaptada a las condiciones de cada país en la lucha por disminuir los niveles de infestación del vector.

Cuba desplegó desde los inicios un programa intensivo en el cual no sólo participaron el personal de salud, se incorporaron las Fuerzas Armadas y el Ministerio del Interior y como bastión fundamental la comunidad, pues es de todos bien sabido que esa batalla se gana en el hogar. En estos momentos está en práctica un programa de sostenibilidad.

Para el estudio de los arbovirus, agentes trasmisores del Zika se creó una comisión de estudio de sus efectos secundarios, entre los que se encuentra entre las mujeres embarazadas que son infestadas, la microcefalia en el niño que puede llevar hasta un desenlace fatal.

Expertos de Cuba y Estados Unidos se han reunido en dos ocasiones para las investigaciones del tema. El programa cubano incluye una atención especial a las mujeres embarazadas y luego al bebé para poder detectar a tiempo cualquier anomalía.

En estas reuniones se llegó a la conclusión de considerar cuatro aspectos claves: la detección, la prevención, la respuesta y la investigación. En esto Cuba tiene una amplia experiencia que da como resultado que sea el país donde se registran menor número de caso de Zika, la gran mayoría importados.

Las enfermedades cardiovasculares han retomado este año el primer lugar entre las causas de mortalidad en Cuba seguida muy de cerca por los tumores malignos. Ahora bien, un problema serio de salud son las enfermedades crónicas no transmisibles que según las últimas investigaciones aparecen ya desde edades tempranas y se han reforzado los programas especiales de educación a la población. La salud es un problema de todos.

La mortalidad infantil se mantiene en niveles bajos alrededor de 4 por cada mil nacidos vivos y la esperanza de vida ha subido a 78 años los hombres y 80 las mujeres.

El país produce actualmente el 65% de los medicamentos que consume e importa otros para la diabetes, sida y cáncer, que vende a precios subsidiados.

Este nivel de producción, resultado de fuertes inversiones en esa industria, aminoró considerablemente la escasez de medicamentos que
afectó a Cuba hace 10 años, y la convirtió en un grave problema nacional. La producción y comercialización de medicamentos en Cuba es totalmente estatal y se realiza a precios subsidiados.

Uno de los retos es desarrollar y potenciar la medicina natural y tradicional y la producción de fitofármacos (de origen vegetal) y apifármacos (a partir de la miel de abejas) con la calidad requerida, lo cual tiene excelentes resultados y son acogidos con beneplácito  por la población y los especialistas.

Los servicios médicos cubanos, tanto en el país como en otras regiones del mundo, se han convertido en la principal fuente de ingresos para la nación y el Ministerio cubano de Salud Pública se autofinancia. Recordamos las palabras del líder de la Revolución, Fidel Castro, que ya en aquel lejano 1961 anunciaba que Cuba sería un país de hombres de ciencia que la pondría al servicio de la humanidad.

Se realizaron múltiples encuentros nacionales del Consejo Nacional de Sociedades Científicas del Ministerio Cubano de Salud Pública, entre ellos tres que se efectuaron por primera vez, con su homólogo de Estados Unidos con los avances de cada país, el de células madres y el de muerte súbita, todos ellos se caracterizaron por el elevado nivel científico de los especialistas de todas partes del mundo y el rico intercambio de experiencias.

Aquí recordamos las palabras de José Martí: Todo hombre al nacer tiene el derecho a que se le eduque y después en pago educar a los demás y aquí agregamos en especial cuando está en juego el derecho más sagrado del hombre, la vida, eso se respeta en Cuba al salvaguardar la salud de todo ser humano.

Cuba y la salud

salud

Por Susana del Calvo

Al hacer un recuento de la Salud Pública en Cuba no podemos dejar de mencionar al salubrista mayor, el líder de la Revolución, Fidel Castro Ruz, que en aquel año de 1953 en su histórico alegato La Historia me absolverá, cuando era juzgado por el ataque al Cuartel Moncada, fue capaz de ver más allá y defender el derecho universal y gratuito a la atención médica de toda la población.

Esto que parecía una quimera se hizo una hermosa realidad no sólo para Cuba, también nuestros especialistas han brindado su ciencia en más de cien países basados en una medicina de ciencia y conciencia que ha logrado salvar a millones de personas que hubieran perecido sin una atención especializada. No son meras palabras son hechos que nadie puede ignorar.

Este año ocho institutos fundados por Fidel para tener unos servicios médicos de excelencia, cumplieron 50 años de existencia con resultados de primer nivel en el campo de la ciencia: el cardiovascular, el de gastroenterología, de hematología, angiología, endocrinología, medicina deportiva, nefrología y neurología, que conformaron la columna vertebral de la investigación en función de la asistencia a la población.

El 2016 está marcado por la expansión del Zika por las Américas trasmitido al igual que el dengue, el chicungunya y la fiebre amarilla por el mosquito Aedes aegypti, principalmente, de tal forma que la Organización Mundial de la Salud emitió una alerta epidemológica.

Dada la experiencia de Cuba la Organización Panamericana de la Salud realizó en La Habana una reunión Regional de expertos a la cual asistieron varios ministros de Salud y autoridades sanitarias del área, llegándose al consenso de una acción común adaptada a las condiciones de cada país en la lucha por disminuir los niveles de infestación del vector.

Cuba desplegó desde los inicios un programa intensivo en el cual no sólo participaron el personal de salud, se incorporaron las Fuerzas Armadas y el Ministerio del Interior y como bastión fundamental la comunidad, pues es de todos bien sabido que esa batalla se gana en el hogar. En estos momentos está en práctica un programa de sostenibilidad.

Para el estudio de los arbovirus, agentes trasmisores del Zika se creó una comisión de estudio de sus efectos secundarios, entre los que se encuentra entre las mujeres embarazadas que son infestadas, la microcefalia en el niño que puede llevar hasta un desenlace fatal.

Expertos de Cuba y Estados Unidos se han reunido en dos ocasiones para las investigaciones del tema. El programa cubano incluye una atención especial a las mujeres embarazadas y luego al bebé para poder detectar a tiempo cualquier anomalía.

En estas reuniones se llegó a la conclusión de considerar cuatro aspectos claves: la detección, la prevención, la respuesta y la investigación. En esto Cuba tiene una amplia experiencia que da como resultado que sea el país donde se registran menor número de caso de Zika, la gran mayoría importados.

Las enfermedades cardiovasculares han retomado este año el primer lugar entre las causas de mortalidad en Cuba seguida muy de cerca por los tumores malignos. Ahora bien, un problema serio de salud son las enfermedades crónicas no transmisibles que según las últimas investigaciones aparecen ya desde edades tempranas y se han reforzado los programas especiales de educación a la población. La salud es un problema de todos.

La mortalidad infantil se mantiene en niveles bajos alrededor de 4 por cada mil nacidos vivos y la esperanza de vida ha subido a 78 años los hombres y 80 las mujeres.

El país produce actualmente el 65% de los medicamentos que consume e importa otros para la diabetes, sida y cáncer, que vende a precios subsidiados.

Este nivel de producción, resultado de fuertes inversiones en esa industria, aminoró considerablemente la escasez de medicamentos que
afectó a Cuba hace 10 años, y la convirtió en un grave problema nacional. La producción y comercialización de medicamentos en Cuba es totalmente estatal y se realiza a precios subsidiados.

Uno de los retos es desarrollar y potenciar la medicina natural y tradicional y la producción de fitofármacos (de origen vegetal) y apifármacos (a partir de la miel de abejas) con la calidad requerida, lo cual tiene excelentes resultados y son acogidos con beneplácito  por la población y los especialistas.

Los servicios médicos cubanos, tanto en el país como en otras regiones del mundo, se han convertido en la principal fuente de ingresos para la nación y el Ministerio cubano de Salud Pública se autofinancia. Recordamos las palabras del líder de la Revolución, Fidel Castro, que ya en aquel lejano 1961 anunciaba que Cuba sería un país de hombres de ciencia que la pondría al servicio de la humanidad.

Se realizaron múltiples encuentros nacionales del Consejo Nacional de Sociedades Científicas del Ministerio Cubano de Salud Pública, entre ellos tres que se efectuaron por primera vez, con su homólogo de Estados Unidos con los avances de cada país, el de células madres y el de muerte súbita, todos ellos se caracterizaron por el elevado nivel científico de los especialistas de todas partes del mundo y el rico intercambio de experiencias.

Aquí recordamos las palabras de José Martí: Todo hombre al nacer tiene el derecho a que se le eduque y después en pago educar a los demás y aquí agregamos en especial cuando está en juego el derecho más sagrado del hombre, la vida, eso se respeta en Cuba al salvaguardar la salud de todo ser humano.