UN HOMBRE INOLVIDABLE


Por Susana del Calvo

Hay noticias que laceran el corazón no por estar menos esperada, y es que los grandes hombres se caracterizan por su humildad y entereza, sus hazañas son pocos conocidas aunque esto no disminuye su grandeza, de ahí que me senté a reflexionar sobre el amigo que ya no estaba entre nosotros, el Doctor Rafael Figueredo González, el Figue, como lo conocíamos sus amigos.
Lo recuerdo en Venezuela cuando nos contaba de su rebelión contra Fulgencio Batista cuando algunos no veían todavía que estaba preparando el camino para no dejar resquicio en lo que se convertiría en poco tiempo como una de las tiranías más sangrientas de la historia de Cuba. Su incorporación al Movimiento 26 de Julio y su comunión con las ideas del líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro.
El Figue es uno de esos Héroes Anónimos de la Patria que dirigió la Campaña Nacional contra el mosquito Aedes aegypti al asumir esa responsabilidad al principio de la década de los noventa cuando una epidemia de dengue costó la vida a más de 140 personas, la mayoría niños y el logró controlar al pequeño gran asesino para que nuestras madres recobraran su tranquilidad. Se dice fácil, pero no lo es, son muchas horas robadas al sueño con una sonrisa en los labios porque sabía que cumpliría con éxito su misión.
Cuando se habla de epidemiología en Cuba no se puede dejar de mencionar al Doctor Figueredo, cumplió a cabalidad sus funciones tanto en el Ministerio de Salud como en organismos internacionales y brindó su experiencia como jefe de Brigadas Médicas Cubanas en Vietnam duratnte la guerra, en Ecuador para enfrentar el brote de dengue hemorrágico, en Nicaragua y Angola ante epidemias de paludismo.
Cumplió sus 80 años en Venezuela donde asesoraba a los especialistas de Barrio Adentro y las autoridades sanitarias venezolanas. Supo llevar hasta la comunidad la responsabilidad indivicual ante el pequeño asesino que se alojaba en el hogar para no darle cabida y controlar la trasmisión del dengue.
El profesor de profesores siempre estará entre nosotros porque nos dejó sus enseñanzas, no sólo como profesional de la salud, sino también como revolucionario íntegro consecuente con sus ideales seguro de que un mundo mejor si es posible, por esto y mucho más es un hombre inolvidable que encerró su grandeza en su sencillez.
Hasta siempre, amigo.

Be Sociable, Share!



coded by nessus

Un pensamiento en “UN HOMBRE INOLVIDABLE

  1. avatarNikki

    Hi… I am a new baker and was wondering if SMBC would hold up in humid weather. I have a 2 layer cake coming up. I find the American Buttercream too sweet and would like to try this or IMBC. The cake will be in the shade but I am from a place that is practically humid all year round…. hmmm. Thanks so much and more power.I am just so glad my friend referred me to your site. I sure am learning a lot of th032s&#8gni;.

    [Responder]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*