Todo el año


Por Susana del Calvo

Cada 7 de abril se celebra el Día Mundial de la Salud por nacer ese día de 1948 la Organización Mundial de la Salud, se aborda un tema que por su importancia afecte a toda la humanidad, en esta oportunidad está dedicado a los alimentos saludables, algo que muchos pueden cuestionar en una época en que la comida chatarra y los vendedores ambulantes de cualquier cosa que se pueda llevar a la boca polulan en campos y ciudades.

En la creencia popular la salud es la ausencia de enfermedad, incluso cuando un bebé tiene unas libritas de más todos lo alaban y los comparan hasta con una manzana sin pensar que eso puede entorpecer su desarrollo físico motor y hasta provocar enfermedades crónicas No trasmisibles como la diabetes que arrastrara toda su vida.

La salud es calidad de vida, de ahí que hay que estar alertas ante cualquier síntoma que nos avise que algo no funciona bien y no dejar para otro día o tratar de resolver con una aspirina, esta es la importancia de llevar a los niños al pediatra para saber como están las cosas, pero debemos tener en cuenta que los adultos deben también de ejercer esta práctica, no sólo cuando llegan a edades avanzadas, también cuando ni les pasa por la mente que un simple catarro mal atendido se puede convertir en una bronconeumonía.

Los medios de prensa internacionales al servicio de los grandes intereses no hablan de que cada año alrededor de dos millones de personas en el mundo, en la mayoría niños, mueren por enfermedades provocadas por alimentos insalubres, algo que puede resolverse con facilidad si se siguen cinco pasos elementales.

En primer lugar la limpieza, no sólo en la cocina, tiene que separar los alimentos crudos y los cocinados, esos microrganismos peligrosos pueden trasladarse facilmente y llegar finalmente a nuestro sistema digestivo. No olvidar que la cocción debe ser completa y que deben mantenerse a temperaturas seguras. Finalmente el agua y las materias primas no deben estar contaminadas.

De ahí que estas sencillas reglas, que su aplicación pueden evitar grandes males, no sean del dominio público porque piensan que esos conocimientos vienen desde la era paleolítica y no es necesario insistir en eso.

En Cuba el Sistema Nacional de Salud que llega hasta las regiones más intrincadas del país, se auxilia de las organizaciones de masa para que la población no olvide que prevenir es mejor que curar, de ahí que su fortaleza esté en la Atención Primaria, de ahí que la salud es todo el año.

Be Sociable, Share!



coded by nessus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*