Archivo por meses: Noviembre 2014

El Ébola y el Siglo XXI

El siglo XXI trae cada vez más el avance de nuevas tecnologías que vienen a ser una herramienta necesaria en el desarrollo individual y social, pero cuidado, los hay mal intencionados que utilizan las Redes Sociales para desinformar o en labores de espionaje.
Al igual que la ciencia y loa técnica toman hoy dimensiones incalculables, lo hacen esos microorganismos llamados virus o bacterias que provocan enfermedades como el tristemente célebre virus del Ébola que hoy pone en peligro a la humanidad.
No olvidemos que por muchos esfuerzos de equipos científicos de alta calificación, hasta el m9omento no hay solución terapéutica para el Sida que hoy por hoy es una pandemia que ha cobrado millones de vidas de todas las edades.
El Sida fue el primer problema de salud abordado en el Consejo de Seguridad de la ONU en el años 2000 y en el 2014 se lleva el Ébola a esa máxima instancia mundial. Calculen ustedes la magnitud de la amenaza que ya tiene en su haber más de 5000 muertos en el África occidental en un breve tiempo y miles de contagiados, entre ellos uno de los especialistas de la Brigada Médica Cubana, el Dr. Félix Báez Sarría, combatiente del ejército de batas blancas que dió un paso al frente para ayudar a los que sufren.
Para el Sida lo único que se ha conseguido son los antirretrovirales, un paliativo que extiende la sobrevida si es aplicado a tiempo, para el Ébola se ensayan diferentes tratamientos, efectivos en algunos casos aislados, esperemos que para el Dr. Báez también. Todo el pueblo cubano está atento a su evolución.
En ambos casos la única solución terapeútica hasta el momento es la prevención y eso no es sólo responsabilidad individual, sino colectiva. De ahí la importancia del Primer Curso Internacional sobre Prevención y Tratamiento del Ébola para capacitar a expertos de 19 países en el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí, en La Habana, que acudieron a la cita para después convertirse en multiplicadores, porque todos tenemos que estar bien informados.
La ciencia debe estar siempre al servicio de la humanidad, de ahí la comunicación necesaria.

ASI SOMOS

Este lunes se inauguró en el Instituto de Medicina Tropical el Primer Curso Internacional para la prevención y el enfrentamiento al virus del Ebola, participan expertos de alrededor de 20 países, una buena respuesta al cumplimiento de los acuerdos de la Cumbre del Alba-TCP, para calificar al personal que tiene ese gran reto.
Por otra parte encontré en Cubadebate una Carta del Profesor José Eduardo Díaz Gómez que se encuentra en Africa Occidental en la primera línea de combate y ustedes podrán comprender porque estoy tan orgullosa de ser cubana.
CARTA DE UN INTERNACIONALISTA
Desde el África pidieron, al mundo la colaboración para detener a un enemigo invisible: era el Ébola que sin piedad ni importarle sexo, edad o raza, cegaba la vida a todo el que encontrara a su paso.
Muchos se asustaron y otros callaron, conocimos a algunos como dijera Martí, esperan hoy todavía que pase la tormenta con los brazos en cruz, los millonarios se desentendieron.
Sin importar la magnitud de la amenaza pocas horas después de este llamado nuestro gobierno humano e internacionalista anunciaba ante el mundo entero que una brigada de batas blancas ya estaba lista para luchar contra este flagelo. No pocos dieron el paso al frente, hasta nuestro ejemplo impuso al propio imperio poderoso y sus secuaces que entendieron que el Ebola es una amenaza para la humanidad.
Hoy con orgullo y sin miramientos ya estamos en la batalla derrochando coraje, altruismo y sencillez, no olvidando a nuestro hermano Jorge caído a nuestra llegada, admirándolo por su dedicación y esmero en el trabajo. Fueron momentos amargos que con el apoyo desde Cuba de nuestro Gobierno Revolucionario, nuestro Partido Comunista, el Ministerio de Salud Publica, la Jefatura de la Brigada Médica y la ayuda incondicional de nuestra embajadora Maité Rivero Torres quien abrió puertas inimaginables, además de su corazón, permitiendo que nada faltara, nos hicieron unirnos y crecer para continuar con nuestro deber de salvar vidas humanas en esta tierra africana junto a los que hoy nos guían.
Nuestro Pueblo, Familia y Revolución cuando pasen los meses entenderán que esta será nuestro Moncada, nuestra Sierra y nuestro Girón. A ellos, a nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, a Raúl les pedimos nos esperen al pie de la escalerilla del avión, pues esta brigada de titanes solo regresará a la Patria con la misión cumplida.

LIAH Y EL BALLET

Liah y el ballet

Se efectúa en La Habana el Festival Internacional de Ballet y no deja de acudir a mi memoria la primera vez que mis padres me llevaron a ver un ángel sobre el escenario, era Alicia Alonso que dejaba al auditorio sin respiro.

Han pasado los años y una de mis nietas está ya en el nivel medio de la Escuela Nacional de Ballet, a la que nunca llegaron ni su madre, ni su abuela. Lleva casi la mitad de su vida con un sacrificio y dedicación difíciles de calcular a los que sólo vamos a ver la puesta en escena.

Se levanta al despuntar el día y llega entrada la noche, de lunes a sábado. Cuando tienen una presentación en el teatro desaparecen también los domingos y ella siempre con una sonrisa en los labios sin descuidar su preparación cultural, también son importantes la historia, la literatura y las matemáticas y en especial con la dulzura que la caracteriza.

La bisabuela se duele al preguntar porque ella seleccionó esa carrera, para la niña cada día es un desafío, un reto para mejorar y continuar con bríos el largo camino que todavía le queda por recorrer.

Es maravilloso ver que a tan corta edad tiene muy bien definida su vocación. Ella sabe que esa es su vida y la defiende a capa y espada, como decimos en Cuba.