Un amor de mujer

 

Por Susana del Calvo

Si hay alguien que se pregunta porque la occidental provincia de Matanzas es llamada la Atenas de Cuba, sólo le nombraresmos uno de sus hijos ilustres entre muchos, la poetiza Carilda Oliver Labra que ya disfuta de sus noventa y cinco años de vida con una plenitud de espíritu envidiable.

Nacida en 1922, dio a la luz su primer libro, Preludio Lírico en 1943. En esta selección de poemas e ya se hacen presentes lo que veremos en toda su obra.

-el amor, con sus devanes, inquietudes, zozobras, desalientos, aciertos, quizás con una pluma inexperta que no sabía dominar emociones e impregnada del entorno un tanto melodramático que a muchos atacaba;

-La familia, la abuela, la madre y el padre presentes en un cuadro que no desaparecerá nunca de su obra.

Ya en 1949 es declarada Hija Ilustre de la Atenas de Cuba, recordemos que obtuvo anteriormente el Segundo Lugar en el Concurso Internacional de Poesía, organizado por la National Broadcasting Co. de Nueva York, Estados Unidos. Muchas son las distinciones recibidas no sólo en Cuba, sino en otras regiones del mundo donde se sitúa entre los grandes de la lírica universal.

Decir Carilda, es decir amor en todas sus acepciones, su mirada penetrante nos hace pensar que para ella no pasan los años, es sólo una mujer en la plenitud de su juventud, porque a nadie quepa duda que ella será eternamente joven.

Aunque uno de sus poemas más popular Me desordeno amor, me desordeno, he seleccionado para este pequeño pero sentido homenaje, Muchacho loco.

Muchacho loco: cuando me miras
con disimulo de arriba a abajo
siento que arrancas tiras y tiras de mi refajo…

Muchacho cuerdo: cuando me tocas
como al descuido la mano, a veces,
siento que creces
y que en la carne te sobran bocas.

Y yo: tan seria, tan formalita,
tan buena joven, tan señorita,
para ocultarte también mi sed

te hablo de libros que no leemos,
de cosas tristes, del mar con remos,
te digo: usted.

Al alcance de todos

Por Susana del Calvo

 

Cierto es que en la pasada Asamblea General de la Organización Mundial de la Salud se aprobó un plan de acción mundial para enfrentar las demencias, que ante el envejecimiento de la población mundial esta situación constituye un problema de salud.

Cuba se encuentra entre los 29 países que ya han elaborado y puesto en práctica planes de acción gubernamentales sobre la demancia, que inició una nueva etapa en la comprensión, atención y tratamiento, porque si bien es cierto que en la mayoría de los casos se acudía al médico cuando ya no había remedio, también es cierto que se ha desplegado por las autoridades sanitarias en la comunidad, acciones para detectar los casos a tiempo y se ha logrado una mejoría notable en la calidad de vida, tanto del paciente como de los familiares.

Este plan cubano reconoce que la demencia no es en sí un componente normal del envejecimiento, aunque es a esas edades donde se presenta con más frecuencia, de ahí que se debe ayudar a los que la padecen para que vivan lo mejor posible.

Recordemos que según las estadísticas internacionales cada 3 segundos alguien en el mundo de3sarrolla una demencia, pero que lamentablemente no se diagnostica ni los pacientes reciben apoyo, de ahí que en Cuba esa detección esté a cargo de la atención primaria con el médico y la enfermera de la familia.

Esto es mucho mejor para la población y más económico para el Estado ya que las personas pueden desarrollar su vida útil o no constituir una carga. Se pronostica que los gastos provocados por la demencia a nivel global alcanzarán el trilló de dólares, de ahí que la Asociación Mundial de Alzheimer recomiende dedicar al menos 1 % de los fondos destinados internacionalmente a la demencia a financiar investigaciones dirigidas la la búsqueda de soluciones.

En nuestro país se estima en 10,2 por cada 100 personas de 65 años y más la prevalencia del síndrome demencial, y la causa más frecuente es la enfermedad de Alzheimer. Si miramos esas tasas de prevalencia sabremos que alrededor de 160 mil personas padecen esta enfermedad y lo más preocupante es que se estima que para el 2040 se incrementará en 2,3 veces, si las cifras son exactas en sus pronósticos habrá en el país cerca de 300 mil personas con demencias, el 2,7 de la población cubana. De ahí que científicos de todas partes del mundo, entre ellos los cubanos, estén en la búsqueda de una solución terapéutica.

Puntualizamos que la demencia es la primera causa de discapacidad en adultos mayores, y es la mayor contribuyente de dependencia, necesidades de cuidado, sobrecarga económica y estrés sicológico en el cuidador como bien señala la Organización Mundial de la Salud.

En Cuba aunque la atención médica es gratuita en general, hasta un trasplante de hígado no le cuesta a nadie, tiene su costo para el estado que en el caso de las demencias se estima alrededor de 500 millones de dólares, distribuidos entre cuidados informales, costos médicos directos y otras atenciones.

Ahora bien, en un país como el nuestro, donde lo más importante es el hombre, el mayor costo de las demencias es su costo humanos, cuyas dimensiones, al decir de otros y de nosotros, son inestimables.

Todo esto puede evitarse con la prevención durante el curso de la vida, la educación, el control de los factores de riesgo, en especial los cardiovasculares, son la única manera alcanzable en estos momentos para reducir los nuevos casos de demencia en el futuro, y esto está al alcance de todos.

 

.

 

Raúl es Raúl

El presidente cubano, Raúl Castro Ruz, está de cumpleaños, es un octogenario que muestra a su pueblo que a pesar de todas las dificultades, sí se puede.
En el ejercicio de mi profesión he tenido el privilegio de poder seguir de cerca tanto a Fidel como a Raúl. No olvido el respeto y cariño entre los hermanos.  El líder de la Revolución cubana hablaba muy bajito, siempre con una sonrisa, Raúl mas serio, muy modesto, pero todo un gigante.
No es el presidente de Cuba por herencia de su hermano, dirige al país por voluntad de su pueblo que sabe de todos sus méritos personales en la sierra y en el llano, de su bien ganado prestigio en la arena internacional.
Raúl es también capaz de resumir en una frase el quehacer de toda una época. Raúl es Raúl, un cubano bien cubano, que no solo sabe mandar en esta etapa de cambios necesarios, sabe además cual es el mejor camino a seguir, sabe reír y compartir como uno más.
Sin temor a equivocarnos afirmamos que es un buen hijo, un amante esposo, cariñoso padre, dirigente nato, que dedica su vida al bienestar de la humanidad, que es sin dudas su Patria.

La sonrisa del inglesito

 

Por Susana del Calvo

Es hermoso viajar por la historia y adentrarnos en la vida y la obra de hombres y mujeres que ofrendaron lo mejor de sí para entregarse en cuerpo y alma a los mas caros anhelos de la humanidad, la libertad. De ahí que quise conocer un poco más de Henry Reeve, el nombre que lleva la Brigada Médica Cubana entrenada para actuar en casos de desastres.

Tuve el privilegio de estar aquel 19 de septiembre de 2005 cuando el líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro, se reunió en el Palacio de Convenciones de la Habana con los médicos y allí quedó constituido el Contigente Henry Reeve, en honor al inglesito que abandonó su país, Estados Unidos y se unió a los cubanos que luchaban contra los españoles.

Cuba quería ayudar a las víctimas del huracán Katrina en el sur de los Estados Unidos, ayuda que fue rechazada en aquel momentos por Washington, pero que en todos estos años ha salvado la vida de miles de personas en disímiles, su objetivo no es sólo apoyar a una nación determinada, sino cooperar de inmediato, con su personal especialmente entrenado, en cualquier país que sufra una catástrofe, especialmente los que enfrenten grandes azotes de huracanes inundaciones u otros fenómenos naturales de esa gravedad además de epidemias que constituyan verdaderos desastres naturales y sociales; incluyendo al territorio nacional. .

Henry Reeve se convirtió en General de Brigada del Ejército Libertador. Se ganó sus grados por su valentía y arrojo en más de 400 acciones combativas que tuvo con los españoles durante la Guerra de los 10 Años, entre ellas el rescate del General de Brigada Julio Sanguily.

Podemos preguntarnos donde y cuando nació el amor del inglesito por Cuba, la respuesta es muy sencilla, en primer lugar sufrió una conmoción con el asesinato del presidente norteamericano Abraham Lincoln lo que lo hizo un antiesclavista y lucho en las filas del norte contra los sureños esclavistas en la guerra de secesión.

Con esas inquietudes trabajó luego en un banco de su localidad donde entró en contacto con la propaganda de los de los revolucionarios cubanos emigrados en esa tierra que luchaban por la libertad de Cuba de España

Al morir contaba con 26 años de edad, tras su caída en combate, un grupo de patriotas cubanos escribirían a la madre de El Inglesito:

Movido de sus generosos impulsos, pisó estas playas, joven y fogoso legionario de la libertad, sin más títulos que su ardoroso entusiasmo y su firmísima resolución de luchar por la independencia de Cuba, a la que desde entonces adoptó y amó como su patria.

El Generalísimo Máximo Gómez, dijo sobre Henry Reeve que era de un carácter puramente militar, unía a un valor probado, una rectitud y seriedad poco comunes en su modo de mando. De ahí que sus soldados a la vez de un respeto profundo le quieren como un padre.

En su último combate el inglesito, con dos heridas mortales siguió ofreciendo resistencia hasta el último aliento que empleo para darse un tiro en la sien antes de caer en manos enemigas. Sobre este hecho dijo el historiador de La Habana, Dr. Eusebio Leal Spengler:

Impresionaba el disparo en la sien, como símbolo del valor y el decoro militar, los tiros de la ejecución fallida en la caja torácica, y la marca de otras tantas magulladuras. Pero sobre todo la pierna, la pierna deshecha, atada con cueros y varillas de metal, que sostenía a aquel nuevo batallador de la antigüedad en su concepto.

Vemos la sonrisa de El Inglesito cuando vió a su Ejército de Batas Blancas recibir el premio de la Organización Mundial de la Salud por su lucha por la vida.

Nuestro Martí


Por Susana del Calvo

Hablar de hombres de dimensiones universales es una tarea imposible porque de inicio estás segura de que siempre se te quedará algo sin decir, no obstante, se convierte en necesidad cuando vemos su vigencia a pesar de su desaparición física a finales del Siglo XIX en Dos Ríos, el 19 de mayo de 1895. Hablamos de José Martí Pérez, nuestro Apóstol.

Guardo sus Obras Completas como el mayor tesoro, en sus páginas viajo por el quehacer de un mundo cuya voz se multiplica y se erige como gigante en hombres como Fidel Castro, el martiano mayor, Hugo Chávez, y el médico de pueblos, Ernesto Che Guevara. Quién puede afirmar que no están entre nosotros. Ellos lucharon contra el gigante de siete leguas, como bien lo denominara Martí en su ensayo Nuestra América. Este ensayo debe  acompañarnos en nuestra mesa de noche como consulta porque encontrarás algo nuevo en su lectura y una respuesta a tus inquietudes. Recuerda que  lo que puedes hallar entre líneas es mucho más rico de lo que está escrito.

No era guerrero y murió en el campo de batalla ya que entendió que no podía llamar a la lucha si no participaba de esta y aunque cayó en Dos Ríos en una escaramuza su figura delgada y vibrante nos acompaña en todo momento. Amo a Cuba hasta las raíces y supo inculcarnos el respeto a la madre patria que late en toda su obra, pero también nos enseñó que Patria es Humanidad, de ahí que el cubano siempre esté prestó a brindar su mano amiga al que la necesite.

Ahora bien, lo que más me impresiona de este gran hombre es su libro de poemas Ismaelillo, dedicado a su hijo que luego siguió los pasos del padre aunque la historia no hable mucho al respecto.

En el prólogo a este sencillo cuaderno de versos Martí dice:
Hijo:
Espantado de todo me refugio en tí.
Tengo fe en el mejoramiento humano, en la vida futura,en la utilidad de la virtud, y en tí.
Si alguien te dice que estas páginas se parecen a otras páginas, diles que te amo demasiado para profanarte así. Tal como aquí te pinto, tal te han visto mis ojos. Con esos arreos de gala te me has aparecido. Cuando he cesado de verte en una forma, he cesado de pintarte. Esos riachuelos han pasado por mi corazón.
¡Lleguen al tuyo!

Girón en la memoria

invasion_playa_giron

 

Por Susana del Calvo

Un día de abril hace ya 56 años de repente se rompe la tranquilidad reinante en La Habana. Aviones enemigos disfrazados con insignias cubanas llevan su carga de muerte contra un pueblo que sólo quería defender la paz y lo que por derecho le pertenecía.

Era una niña que el ruido la dejó muda y que veía a la madre llevarla para un refugio para protegerla del bombardeo junto a su hermana. Son imágenes que por siempre quedaron gravadas en mi memoria.

Apenas sin saber acudimos junto a Fidel al entierro de las víctimas, el pueblo estaba enardecido, aquello había sido un sacrilegio contra la Patria. Nace la consigna Patria o Muerte. Era el preludio de una agresión.

Aquel día memorable el líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro, dio a conocer al Mundo la existencia de una emisora internacional para dar a conocer al Mundo la verdad de nuestro país. Nace también Radio Habana Cuba.

Papá estaba entre los milicianos que combatieron en Girón, donde pretendieron establecer una cabeza de Playa y proclamar un gobierno presuntamente legal para reclamar el apoyo de Estados Unidos, pero como decimos los cubanos, el tiro le salió por la culata. En menos de 72 horas ya estábamos cambiando los mercenarios por compotas.

Al pasar de los años aparecen estos días aciagos como una película, ante la incertidumbre no hacíamos más que preguntarle a mamá por el viejo y sentíamos mucho miedo de no volver a ver su sonrisa. Pobre mamá, encima de las múltiples preocupaciones que tenía, nosotras la poníamos en vilo.

La ciudad latía al compás del combate y mientras más fiero la respuesta unanime era incalcuble, nuestros vecinos del norte jamás pudieron imaginar la entereza de un pueblo que se vuelve un muro infranqueable en defensa de sus hijos.

Girón esta inscrito en la historia de Cuba con amor y sangre, porque hay ocasiones que para defender la paz hay que hacer la guerra.

Entre los inmortales



Por Susana del Calvo

El 5 de marzo de 2013 la América Latina se cubrió de luto ante la muerte de un líder indiscutible, de los pueblos amantes de la paz, Hugo Chávez Frías, el Comandante Supremo, que basado en el legado de Simón Bolívar y José Martí. Fue el alma de la Revolución Bolivariana que devolvió al pueblo venezolano en primer lugar su dignidad, así como también la posibilidad real de regir su propio destino y que las riquezas beneficiaran a los más necesitados con los programas sociales.

Recorrí en varias oportunidades todo el país y era hermoso ver como la atención médica llega a los rincones más apartados del país, vi nativos en los palafitos de Maracaibo que pasaron de ser casi analfabetos a convertirse en médicos de alta calificación. Vi al pueblo reír, bailar y cantar. Ese era el sueño de Hugo Chávez hecho realidad.

Aunque nunca oculto a su pueblo su condición física y tuvo el coraje de despedirse públicamente, la noticia no fue menos impactante, las lágrimas brotaban a raudales de los ojos de grandes y chicos.

Recuerdo con el corazón cuando me invitaron a un acto los médicos cubanos que trabajan en Venezuela que con su comunidad recordaban al Comandante Supremo, las anécdotas de aquellos que tuviera oportunidad de compartir con él fueron maravillosos, en todas se palpaba el humanismo de este hombre.

Allí también pudimos ver el video de cuando el canta-autor cubano Raúl Torres interpretó su canción dedicada a Chávez ante Fidel, la cara del líder de la Revolución Cubana era un espejo que reflejaba el dolor de un padre ante la pérdida de un hijo, porque eso es Chávez para Fidel. Ese día no pude probar bocado, el dolor era profundo.

Siempre estará presente entre nosotros su eterna sonrisa junto Fidel donde ambos fueron a ocupar sus puestos de honor entre los inmortales

45420172-cached

UN 24 DE FEBRERO


POR SUSANA DEL CALVO

El 24 de febrero está marcado en la historia de Cuba con letras de oro, todos recordamos que un día como ese pero de  1895 continúa la guerra por la independencia de Cuba sometida al yugo español, y decimos continúa porque su inicio data del 10 de octubre de 1868, hubo que hacer una tregua necesaria en 1878, pero hubo hasta una guerra chiquita intermedia, nunca cesaron las acciones de los hombres amantes de la tierra que los vio nacer para verla libre.
Martí, Máximo Gómez, Antonio Maceo, entre otros,  se encuentran entre las figuras cimeras que encabezaron esta rebelión, la lista sería interminable y aunque ninguno de ellos pudo alcanzar a ver la verdadera independencia del pueblo cubano, el primero de enero de 1959, su legado está presente en todo momento. La vida y obra de estos hombres es hoy estudiada en otras regiones del mundo como paradigmas legendarios de que cuando se quiere con la entrega del alma y el corazón todo es posible.
No se trata de meras palabras o consignas, son hechos, realidades que no se pueden obviar. Hay quienes pretenden que olvidemos nuestra historia, es como decir vean lo alto del edificio y no miren sus cimientos,  pretenden que se borre del mapa todo intento por defender lo nuestro para así poder campear por sus respetos y apropiarse de lo que no es suyo. Que ilusos los que sueñan que el camino está trillado por todas las dificultades que nos han impuesto por más de medio siglo, cada vez que hacen un intento que se convierte en barbaridad como incendiar una guardería infantil con más de 700 niños en el centro de la ciudad, el pueblo se une y ni una criatura sufrió un rasguño. El rechazo fue mundial y no era para menos.
Un 24 de febrero, pero de 1976 es proclamada la Constitución de Cuba con el apoyo de más del 97 por ciento de la población que declara:
 “Yo quiero que la ley primera de nuestra República sea el culto de los cubanos a la dignidad plena del hombre”. Como lo dijera José Martí
En su primer artículo señala: Cuba es un Estado socialista de trabajadores, independiente y soberano, organizado con todos y para el bien de todos, como República unitaria y democrática, para el disfrute de la libertad política, la justicia social, el bienestar individual y colectivo y la solidaridad humana.
El documento  ratifica la aspiración de paz digna, verdadera y válida para todos los Estados, grandes y pequeños, y poderosos, asentada en el respeto a la independencia y soberanía de los pueblos y el derecho a la autodeterminación; además explica que  funda sus relaciones internacionales en los principios de igualdad de derechos, libre determinación de los pueblos, integridad territorial, independencia de los Estados, la cooperación internacional en beneficio e interés mutuo y equitativo, el arreglo pacífico de controversias en pie de igualdad y respeto y los demás principios proclamados en la Carta de las Naciones Unidas y en otros tratados internacionales de los cuales Cuba sea parte.
Mucho más pudiéramos decir pero en esencia en nuestro país siempre es 24 de febrero.

MI HABANA

Havana, Cuba --- Havana Waterfront From Above --- Image by © Jose Fuste Raga/Corbis

Havana, Cuba — Havana Waterfront From Above — Image by © Jose Fuste Raga/Corbis

 

Por Susana del Calvo

Las ciudades tienen alma, ellas te pueden decir muchas cosas, del pasado, del presente e incluso pueden avizorar el futuro, sus calles, sus edificaciones pueden contarte sus secretos, de ahí que viva eternamente enamorada de mi Habana, en ella nací, crecí y pienso que esparzan mis cenizas.

En una oportunidad regresaba de un viaje y al contemplar la ciudad desde las alturas, el corazón se me quedó en un hilo, todo estaba oscuro, las sombras la envolvían por completo, era aquel fatídico año de 1993 cuando la economía toco fondo, nadie se explica todavía cómo es que pudimos sobrevivir, pero lo hicimos. Todos encontraban alguna forma de alumbrarse , dormían en los balcones, portales y terrazas, para atrapar la pequeña brisa y mitigar el calor que no los dejaba dormir.

Deje las maletas en la casa y me fui a caminar, quería palpar el sentir de la población, me sorprendieron con muchísimos cuentos que tiraban a broma la situación, los más jóvenes aprovechaban para esconder de los mayores los amores, no faltaba la alegría de vivir, porque a pesar de los pesares la vida continúo, las escuelas recibían a los estudiantes, la atención médica no faltó, y aunque se cerraron muchos centros de producción, siempre se encontró algo provechoso que hacer y la alegría de vivir reinaba. Como me decían algunos es excelente bailar bien apretaditos y mientras menos luz mucho mejor.

Sólo en una oportunidad pude palpar la tristeza, cuando la desaparición física de Fidel, el pueblo estaba consternado, no se escuchaba ni una palabra más alta que la otra, mucho menos una risa. Las cantinas estaban vacía, no había ni una persona pasada de copas en derredor, incluso los que nos visitaban en aquel momento admiraban el dolor de todo un pueblo. Un hombre que hasta los enemigos respetaban por su entrega a los demás.

Hoy tenemos mucho que hacer, eso se palpa en la ciudad, quieren destruirnos nuestros vecinos del norte, sueñan que se acabó la Revolución pero la juventud despierta ante las engañosas campañas para tratar de quebrar la unión que tanto dolor y sangre nos ha costado. La lucha no es fácil, más sutil y engañosa, encandilan la vista con las nuevas tecnología, inundan las redes sociales utilizando un granito de verdad para formar una montaña.

Por toda La Habana, y el país también, ves en los parques a jóvenes y viejos conectándose con familiares y amigos, hablan de todo porque tienen libertad para hacerlo, no olvidemos que en los Joven Club de computación se imparten cursos para que aprendan a utilizar el INTERNET, es una ciudad que abre sus puertas las nuevas tecnologías. Palpita la ciudad al compás de los tiempos y defiende sus conquistas. Esa es mi Habana.

 

 

Un granito de felicidad

indice

UN GRANITO DE FELICIDAD

Por Susana del Calvo

En Cuba se inició la campaña nacional 56 de vacunación antipolio, triste enfermedad con secuelas invalidantes que con tesón fue erradicada de nuestro país en la temprana fecha de 1962, poco después del triunfo de la Revolución.

En una oportunidad una alumna me preguntaba cómo era posible hacer una crónica para Radio Reloj, una emisora eminentemente informativa. La miré con una sonrisa y le dije que se acordara de su hija, que pensara en su tranquilidad como madre de que estuviera protegida de ese flagelo que la podía confinar a una silla de ruedas. Está de más decir que fue uno de los trabajos más hermosos que he leído, le salió de lo más profundo del corazón.

La polio no tiene fronteras, ataca a ricos y pobres, he conocido de muchos casos que aunque eran atendidos como príncipes fueron condenados por el infortunio. Vemos con tristeza que a pesar de ser una enfermedad que se previene con facilidad por una simple vacuna, sin embarbo hay muchos países que aun la tienen como problema de salud.

Cuando hablamos de una campaña de vacunación en Cuba, nos referimos a que estas llegan hasta los rincones más apartados de nuestro archipiélago, el personal de la salud no escatima esfuerzos ni se detiene ante dificultades en el camino, por lo cual el éxito está garantizado.

La niñez se protege en Cuba contra 13 enfermedades prevenibles, esto es de obligatorio cumplimiento para la familia, es un deber moral y saben que no puede haber retraso y si no van a la consulta tendrá en breve la enfermera en la casa, y si el caso es difícil el médico la acompaña.

Nuestros niños son los hombres y mujeres del futuro, es maravilloso verlos crecer sanos y fuertes, a todos nos satisface y no da un granito de felicidad.